ANALIZAMOS EL SAMSUNG GEAR S3

Para muchos el smartwatch que vamos a analizar es el mejor del mercado. El Samsung Gear S3 denota calidad por todos sus costados pero… ¿será el mejor? Ahora lo analizamos a fondo.

 

Un punto fuerte del Samsung Gear S3, es su diseño

Antes de ponernos con el análisis propiamente dicho, comentaros que Samsung ofrece dos versiones distintas del Gear S3. La denominada Frontier, más deportiva, que es la que hemos analizado y otra, llamada Classic más elegante y con pulsera de piel.

El diseño circular del Gear S3 nos ha parecido muy bueno porque si no nos fijamos parece que estamos ante un reloj tradicional y no un smartwatch. Resulta un reloj voluminoso que, si tienes una pulsera pequeña, posiblemente no te acabe de quedar del todo bien, aunque por peso (59 gramos) no tendrás ningún problema.

La caja del reloj es de acero inoxidable y da una sensación de gran robustez. Además, viene con resistencia al agua y al polvo, ya que cuenta con el certificado IP68. La correa que nos trae es de silicona, agradable al llevar el reloj, aunque a veces resulta algo pegajosa. Podemos cambiarla por otra que nosotros queramos si esta no nos gusta, ya que Samsung hace uso del estándar de correas de 22 mm.

El frontal del reloj, esta compuesto por colores oscuros y llama la atención tanto su enorme pantalla como el anillo circular y giratorio, que sirve para controlar el smartwatch.

En la parte derecha tenemos dos botones y un micrófono, mientras que en la izquierda vemos una rejilla para el altavoz. Detrás tenemos el sensor de ritmo cardíaco.

Samsung Gear S3
Que gran pantalla trae el Samsung Gear S3.

Pantalla y batería de mucho nivel

La pantalla es de 1,3 pulgadas, tecnología Super Amoled con 278 ppp y recubierta con Gorilla Glass SR Plus. Tiene un contraste y brillo excelentes. Se ve realmente muy bien en todos los casos, incluso en exteriores con sol se ve bien.

En su interior trae el Exynos 7270, 4 GB de almacenamiento interno y 768 MB de memoria RAM. La batería es de 380 mAh. Aquí os he de comentar que estamos ante una autonomía excelente si lo comparamos con su competencia. Haciendo un uso moderado del reloj, se puede llegar a los tres días de autonomía. Está claro que la fabricación del Exynos, en 14 nanometros, hace mucho en este apartado de la duración de la batería, comparado con lo habitual de su competencia que monta procesadores Quallcomm de 28 namometros, algo más potentes, pero también, menos eficientes. A la hora de cargar el reloj, tiene que ser en la base que nos trae. Deciros que, para cargarlo, prácticamente desde 0 al 100%, se va algo más de dos horas y media, una cantidad algo exagerada a nuestro parecer.

En conectividad el Gear S3 nos viene con WIFI, Bluetooth 4.2, NFC y MST, dos chips indispensables para usar el sistema de pago Samsung Pay.

En cuanto a los sensores tenemos acelerómetro, giroscopio, sensor de ritmo cardíaco, de luz ambiente, GPS e incluso barómetro. Es decir, aquí estamos muy bien servidos.

Y en vez de Android Wear… tenemos Tizen

Si nos vamos al software, vemos que estamos ante Tizen. El sistema operativo creado por Samsung, que compite de tú a tú, con Android Wear y watchOS.

Aunque desde el smartwatch podemos acceder a la tienda de aplicaciones y esferas de Samsung, es la aplicación Gear Manager (instalada en nuestro smartphone), desde donde controlamos los distintos parámetros configurables del reloj. Tenemos una gran cantidad de esferas, algunas de pago, para poder poner el reloj a nuestro gusto. Podremos elegir tipografías, colores e imágenes de fondo y, algo que llaman “complicaciones” (aquí no han estado muy acertados con el nombre), que son widgets para poder añadir esferas más pequeñas que nos muestren batería, pasos contabilizados y varias cosas más.

Para funcionar con el Samsung Gear S3 combinamos el sistema táctil de la pantalla junto con el anillo exterior, que gira en ambos sentidos y con el que conseguimos interactuar con la pantalla. E de deciros, que yo soy usuario habitual de un reloj con Android Wear y no he notado una gran ventaja, de tener este sistema, aunque e de admitir, que en momentos puntuales resulta cómodo.

También para deportistas

Para aquellos que os gusta hacer deporte, el sensor de ritmo cardiaco y el GPS serán muy importantes, y ambos los trae. Además, el reloj detecta cuando empezamos una actividad física y nos felicita de vez en cuando nuestros logos. También tiene un sistema para avisarnos que llevamos mucho tiempo sentados (a mí me salta muchas veces) y nos anima a movernos.

Todo lo orientado al ejercicio en el reloj, como la app que usa Samsung para este menester, llamada S Health, funcionan bien, aunque no he notado que funcione mejor que la pulsera de actividad que uso normalmente, y algunos cálculos son precisos y otros más bien discutibles, pero como suele ocurrir en todos los dispositivos que realizan estas funciones.

El Gear S3 se puede usar en cualquier teléfono Android, siempre y cuando tenga, como mínimo, la versión 4.4 y 1,5 GB de RAM.

Samsung Gear S3
El Samsung Gear S3 es un reloj de gran calidad

Las aplicaciones funcionan bien si tienes un smartphone Samsung si no es asi…

Cuando tenemos un teléfono Samsung la interacción con las aplicaciones, entre el reloj y smartphone, es buena y sin ningún problema cosa que no ocurre cuando el teléfono no es de la marca coreana.

Hemos probado varios terminales de otras marcas con el reloj y, hemos sufrido algún problema con aplicaciones de mapas y con alguna app de mensajería. Pero en líneas generales funciona bien, el sistema va fluido y para las funciones del día a día, en general, no hemos tenido problemas.

Una de las cosas que mejor nos ha funcionado, es el poder contestar las llamadas sin tener que sacar el smartphone del bolsillo, gracias a tener micrófono y altavoz.

La cantidad de apps para el reloj que tiene Samsung no es mala, pero por ahora, está lejos del número que actualmente tienen Google y Apple en sus catálogos para este tipo de dispositivos.

El precio es algo elevado

Ahora que ya lo conoces más a fondo, hablamos de lo que cuesta. Tendremos que desembolsar unos 400 euros para poder comprar este Samsung Gear S3, un precio algo elevado para un accesorio y difícil de justificar en muchos casos.

Si quieres comprarlo te dejamos el link aqui.

En conclusión, estamos ante un smartwatch excelentemente fabricado, con un diseño muy atractivo, pero algo voluminoso. Con una parte original y distintiva como es el hecho de poder manejar muchas de sus funciones por medio de un anillo exterior y con una excelente pantalla, que nos ha encantado. Lástima la integración con algunas apps del smartwatch, que no acaban de funcionar del todo bien con teléfonos no Samsung, y un precio algo elevado para un dispositivo de este tipo.

Ahora te toca a ti contarnos que te ha parecido, si te lo comprarías, que te ha parecido su diseño… en fin lo que quieras. En MN Tech esperamos vuestros comentarios.

 

Manu (fundador De MN Tech)

Manu (fundador De MN Tech)

La tecnología fue, es y será parte imprescindible de mi vida y con Android se abrió un nuevo horizonte.
Manu (fundador De MN Tech)

Latest posts by Manu (fundador De MN Tech) (see all)

Compartir en...Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePin on PinterestShare on RedditShare on TumblrShare on VKShare on Yummly