CARA ANCHOA – AGRESIONES, INSULTOS Y YOUTUBERS

El límite de la broma y la injuria.

Hace un par de días Google ardía con dos búsquedas : Cara anchoa y el nombre de un youtuber, Mrgranbomba como llama a su canal, aunque el nombre de este joven sea en realidad el de Sergio.

La búsqueda de tales términos venía propiciada por el último vídeo del joven youtuber. Aunque su contenido ya sea de dominio público, os lo resumiré muy brevemente.

El youtuber como en otros vídeos hiciera, se acerca a un desconocido bajo el pretexto de preguntar una dirección para una vez respondido el desconocido, repetir la pregunta pero acompañada de un insulto velado. En este caso el insulto fue cara anchoa.

El joven insultado, lejos de tomárselo bien le discute el comportamiento muy molesto y tras unas infructuosas explicaciones del youtuber, acaba éste siendo abofeteado de forma muy sonora.

CARA ANCHOA – AGRESIONES, INSULTOS Y YOUTUBERS
Cara anchoa, aunque sea un insulto no justifica una agresión, por mucho que se piense lo contrario.

El joven Sergio, acudió a los servicios de urgencias de un hospital cercano. Ya con el parte de lesiones de la bofetada, acudió, según sus palabras a interponer correspondiente denuncia. Por supuesto, y vosotros bien lo sabéis, a la red le encantan estos encontronazos y Twitter y las redes sociales se lanzaron a sacar punta y viralizar en forma de remixes, vídeo respuestas y memes el ya conocido insulto en forma de hashtag #caraanchoa. Sobre los memes no hablaré, ya que conocéis mi opinión en un artículo anterior de MnTech, sobre la prohibición de los memes.

Sin embargo, si es interesante explicaros un poco lo que aquí vemos, ya que aunque parezca de sentido común que ante un clara provocación puedas responder en virtud de una presunta defensa propia, esto en el plano jurídico no es ni mucho menos cierto.

Antes de entrar en materia, aclarar, que en el tiempo que llevo como letrado, la verdad es que nunca he llegado a comentar mi opinión sobre los youtubers que suben contenido con este tipo de comportamientos. Y creo que ahora es un buen momento para poder comentar algunas cosas sobre esta actividad que tanto atrae a los jóvenes (y no tan jóvenes) y que muchos aspiran a hacer de ella su oficio a cualquier precio.

Si me dices cara anchoa…

Es hora de que hablemos un poco sobre insultos, respuestas en forma de golpes y demás. En 2015 se modificó el Código Penal por la Ley 1/2015. En dicha reforma se quitaron todas las faltas (comportamientos antijurídicos leves) y mientras que algunas pasaron a ser delitos leves, otras, como las injurias leves, los típicos insultos, desaparecieron salvo determinados supuestos.

La lesiones sin embargo, mientras haya un parte de lesiones que pruebe que hubo un menoscabo físico a consecuencia de la agresión se puede enfrentar a penas de multa de hasta 12 meses si la víctima recibió tratamiento medico quirúrgico. En el caso del youtuber, el joven que le agredió podría, en virtud del art. 147 del CP y siguientes, podría ser multado con entre un mes y tres de multa sino fue por así decirlo una lesión que requiriese tratamiento medico quirúrgico, aparte de la responsabilidad civil que pida el joven.

Debemos ser más inteligentes y no caer en el insulto fácil como respuesta.

Y es que esto es muy importante saberlo, perdonad sino hablo en estrictos términos jurídicos para los puristas, pero si alguien os insulta, no podéis responder de forma desproporcionada con una agresión. Si habláis de legítima defensa, aquí ni la concibo aunque si hubo una provocación lo cual atenuaría la calificación de la agresión. Lo que está claro es que la leshe se la llevó el youtuber y tiene pruebas, que ante un tribunal son completamente válidas.

Es más os rizo el rizo. Existe en los tribunales una doctrina muy conocida, llamada de la retorsión (animus retorquendi), por la cual muchos tribunales consideran que la respuesta a un insulto no es ni tan siquiera el insulto, sino la denuncia. Al que profirió el insulto de respuesta, lo que cabría aplicarle es un atenuante. Ahí lo dejo.

No dudo que el juez le reproche el comportamiento al youtuber y el haber provocado la agresión, se le aplique lo mínimo al agresor. Y es que esto es otra cosa que debemos tener en cuenta, no podemos insultar a alguien gratuitamente y luego colgarlo ante millones de usuarios sin su consentimiento. Aquí entraríamos en el campo del derecho al honor y la propia imagen y que sin duda discutiremos en otra ocasión.

Conclusión

El youtuber provocó la agresión, sí. Es legítima la agresión, no. ¿Debería de controlarse de alguna forma esta forma de “crear contenido”?, difícil.

Así que ya sabéis, si os dicen cara anchoas por la calle, aunque lo deseéis, no le agredáis. Buscad formas inteligentes de hacerle ver de que es una vergüenza su comportamiento, o simplemente, reíros pero de él de una forma sana.

¡Un saludo y nos seguimos viendo por MnTech!

 

Jaime Arriba

Jaime Arriba

Letrado de nuevas tecnologías y diseñador gráfico en su tiempo libre.
Jaime Arriba

Latest posts by Jaime Arriba (see all)

Compartir en...Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePin on PinterestShare on RedditShare on TumblrShare on VKShare on Yummly